El arma imposible

Originalmente publicado en: Salto al reverso. Si alguna vez has conjuradoun pentagrama,quizás la logres ver. Y la puedas oíraunque no se escuche,porque tienes oído especial. El mundo está lleno de cosasimposibles, insostenibles,que la razón no puede contradecir. En medio del barullo,en medio del baile;quizás la distingas. Espera un tiempo,quizás medio segundo…¡Allí está!… y allá se fue. … More El arma imposible

Clave de Do

Publicado originalmente en: Salto al reverso. Un ciclo sin fin. Empieza donde quieras, por los pies o la cabeza, por la intimidad o la confianza. Empecemos por la intimidad. Vamos a susurrar lentamente. Tocar y escuchar. Escuchar es importante. Recorra el pentagrama, desde la clave con los labios o las manos según el instrumento. ¿La … More Clave de Do

Fa Sol La Si

Publicado originalmente en: Salto al reverso. Continuación del poema «Mi sostenida: Fa». Tan hermosas ellas con sus curvas armoniosas, con sus cuerpos vibrantes; en su frecuencia marcada y en sus vestidos la clave. I Las cuatro amigas unidas, armoniosas y siempre acordes. Con su voz iluminan mis adentros, volviendo barro mi mente de hierro. II No … More Fa Sol La Si

Las Walkyrias

Publicado originalmente en: Salto al reverso. Ángeles de guerra son, con espada en mano o puño armado, guerreras de corazón. Poderosas de espíritu y de cuerpo sobrehumano. Dominantes como leonas y fieras como tigresas. Sus voces rugen en los cielos cual trueno ensordecedor, y sus piernas en el suelo estremecen a los guerreros. Escudos de valientes sus … More Las Walkyrias

Min. Katana

 I Katana con mango de halcón, con el poder de la libertad. Empúñala con encanto y valor, vuélvete viento y tempestad. II Te concede el poder de los huracanes. Con tres mil seiscientas vueltas creada, con el poder infinito de los vendavales de las viles gorgonas cuida BlacksGaea. III Despierta al guerrero, combate cuerpo a … More Min. Katana

Do Re Mi

Originalmente publicado en SALTO AL REVERSO:
Tan hermosas ellas con sus curvas armoniosas, con sus cuerpos vibrantes; en su frecuencia marcada y en sus vestidos la clave. I Recostadas en su escalera alfombrada; las recuerdo en cada canción. Me place escucharlas, me place tocarlas. II Me enloquecen al borde de la sinestesia. Todos las oyen,…